El alcalde abre las puertas a la Exposición Sanlúcar y Sevilla de 1519

El alcalde de Sanlúcar, Víctor Mora, ha abierto hoy las puertas del auditorio de La Merced a la exposición  “Sanlúcar de Barrameda, el Guadalquivir, Sevilla. Principio y Final de la I Vuelta al Mundo”, una muestra que se desarrolla conjuntamente entre Sanlúcar de Barrameda y Sevilla,  en la que se presentan las señas comunes de este hito histórico que hermana a ambas ciudades y que cambiaría para siempre la Historia de la Humanidad. La exposición se podrá visitar hasta el 30 de abril.

El alcalde dijo sentirse “ilusionado” con esta exposición, “ya que la divulgación, en este caso a través del dibujo y la ilustración, era uno de los aspectos en los que veníamos trabajando desde hace tiempo con otras administraciones, con las que llegamos más lejos cuando vamos de la mano”.

Víctor Mora definió la muestra como “pequeña máquina del tiempo de la Sanlúcar que vivieron Magallanes y Elcano”, subrayando que cuando los visitantes salgan del auditorio podrán ver muchos de los edificios de aquella época. En este sentido anunció que en los próximos días se instalará una señalética especial en los edificios relacionados con aquella época.

Las imágenes de esta exposición, obra del ilustrador Arturo Redondo, invitan al espectador a entrar en los lugares imprescindibles de la Primera Vuelta al mundo: sus lugares de salida y llegada, Sanlúcar de Barrameda, el Guadalquivir, Sevilla. La secuencia de ilustraciones que componen la exposición conduce a lo largo de un paseo visual por recreaciones imaginadas y a la vez cuidadosamente documentadas, abriendo una ventana que nos permite asomarnos a la representación de otra época, quinientos años atrás, conjurando el paso del tiempo.

Su hilo argumental es claro: seguir los pasos en Sanlúcar, el Guadalquivir y Sevilla de la aventura universal de la I Vuelta al Mundo. Una de las mayores hazañas de las que se tiene memoria y que alumbró varios de los grandes descubrimientos: los del Estrecho de Magallanes y la comunicación entre los océanos, la dimensión descomunal del Pacífico, el avistamiento de las islas Filipinas y otros archipiélagos, la constatación fehaciente de que América era un continente con personalidad propia, la demostración irreversible de la esfericidad del planeta y, en fin, la comprobación de que la Tierra era una entidad única y global, tanto desde el punto de vista geográfico como humano, abriendo las puertas al fenómeno de la globalización que tanta vigencia tiene en la actualidad.

Sanlúcar de Barrameda, el Guadalquivir, Sevilla son desde luego los escenarios más adecuados para conocer y sentir la experiencia de la primera circunnavegación, la proeza en que culminó la expedición en busca de una nueva ruta a las islas de las Especias navegando rumbo al oeste, iniciada en Sanlúcar el 20 de septiembre de 1519 por una flotilla con Fernando de Magallanes al frente y coronada igualmente en Sanlúcar el seis de septiembre de 1522 por la solitaria nao Victoria al mando de Juan Sebastián Elcano.

Pues hace justo quinientos años Sanlúcar y Sevilla, junto con el cauce del río que corre entre ambas ciudades, fueron el hervidero de una gran actividad cosmopolita y punto de salida y retorno de este asombroso periplo, del que ahora se conmemora el V Centenario.

La exposición se puede visitar de lunes a viernes en horario de 10.00 a 14.00 horas y de 17.30 a 20.00 horas.