Contexto histórico

Para embarcarnos en la mayor gesta marítima de la Historia de la Humanidad, debemos acercarnos al momento previo a esta gran aventura. Nos referimos al reinado de los Reyes Católicos, Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón, (1469-1504), y a su política exterior de expansión territorial, dentro de la cual encontramos a Cristóbal Colón y el Descubrimiento de América el 12 de octubre de 1492.

Cristóbal Colón, personaje curioso e inquieto, gran conocedor de los vientos alisios, navegante y cartógrafo, vislumbró una ruta, cruzando el Atlántico, hacia las Indias, y creyó haber llegado a ellas. Un viaje que por vez primera se hacía dirección Oeste, hacia Occidente. El marino genovés murió sin saber que había anclado sus barcos en una nueva tierra, territorio intermedio entre los mundos entonces conocidos, y que no sería hasta tres décadas después cuando se realizara con éxito su pretendida ruta.

Y así fue cuando Carlos I de España y V de Alemania (1516-1556), nieto de los Reyes Católicos, recogerá el testigo de las exploraciones del Océano Atlántico en 1519, aceptando el proyecto de Fernando de Magallanes, que pretendía llegar a las Islas de las Especias, en dirección oeste.

Carlos I, monarca a la antigua usanza, a quien gustaba dirigir sus ejércitos personalmente, vive en los tiempos de la Reforma Protestante: Lutero, Calvino, Müntzer, Concilio de Trento; el Renacimiento, momento de expansión del hombre moderno, de un hombre que se vuelca en sus potencialidades, en sus inquietudes, más centrado en el valor personal del trabajo que en la herencia de la sangre; y el Humanismo, fenómeno de redescubrimiento de la cultura clásica. Será Carlos I quien impulse la I Vuelta al Mundo.

La I Vuelta al Mundo es un hecho fundamental en la Historia de la Humanidad, pues con ella se demuestra de forma práctica la esfericidad de la tierra. Desde la antigüedad, Pitágoras filósofo y matemático griego (siglos VI-V a.C.) con su teoría de la armonía de las esferas, donde a los cuerpos celestes, incluida la Tierra, se atribuye una forma esférica, hasta llegar a Copérnico, astrónomo del Renacimiento (1473-1543) quien formuló la Teoría Heliocéntrica del Sistema Solar, hay multitud de teorías sobre la esfericidad de la Tierra, sin embargo esta no será demostrada hasta la Expedición de Magallanes-Elcano.

La I Vuelta al Mundo, supuso un cambio en la mentalidad del ser humano, mente que se abre y expande, a la vez que el hombre camina descubriendo nuevas tierras, hombres, costumbres, además de una flora y fauna desconocida hasta entonces.