Castillo de Santiago

Castillo de Santiago. Torre del homenaje
Castillo de Santiago. Torre del homenaje
El Castillo de Santiago es una fortaleza construida a finales del siglo XV por el II Duque de Medina Sidonia: Don Enrique Pérez de Guzmán y Fonseca el Magnífico.

Está situado en uno de los ángulos de la antigua ciudad amurallada, sobre la barranca, dominando el Guadalquivir. Defender las bocas y la ribera del río era crucial para el puerto de Sanlúcar y para la navegación a Sevilla, capital de su Reino. Además, en esta época era clave el papel de los castillos como símbolo del poder de sus propietarios. En la segunda mitad del siglo XV se construyó gran parte de los baluartes que se levantaron en España durante la Edad Media.

El linaje de Guzmán se remonta al conocido Alonso Pérez de Guzmán el Bueno, quien, según la tradición, prefirió arrojar la daga con la que habían de matar a su hijo antes que rendir la plaza de Tarifa, cuya guarda tenía encomendada por el rey de Castilla.

Desde entonces, los Guzmanes contaron con responsabilidades en la defensa de las costas de Andalucía hasta mediados del siglo XVII, lo que se sumaría a su control sobre no pocos de los núcleos de población de las actuales provincias de Cádiz, Sevilla y Huelva.

El castillo de Santiago sirvió como fortaleza ducal hasta 1645, cuando pasó a manos de la Corona, con la pérdida del Señorío sobre Sanlúcar de Barrameda por la Casa de Guzmán. Desde entonces ha sido amplio su recorrido vital, siendo cedido a principios del siglo XX al Ayuntamiento de Sanlúcar.

Castillo de Santiago
Castillo de Santiago
Esta fortificación ha sido testigo del paso por estas tierras de algunos de los ilustres personajes que recalaban en Sanlúcar por su destacada situación geográfica. Isabel la Católica (de quien se dice que vio por vez primera el mar desde la torre del Homenaje)…, Cristóbal Colón o Hernando de Magallanes y Juan Sebastián de Elcano fueron algunos de ellos.

<< Volver a Patrimonio Cultural y Natural